Puerto de Vegarada: La joya escondida

El puerto de vegarada, tradicionalmente paso de estraperlo y que comunicaba la parte alta del concejo de ayer con León. ha sido el gran olvidado desde que se optó por asfaltar y acondicionar el acceso por san isidro.

Ejerce de frontera natural entre Asturias y León separando los concejos de Aller y Curueño respectivamente. Y en él se sitúa también el nacimiento de los ríos que dan nombre a estas dos comarcas: El río Aller y el río Curueño.

Una vez en el alto, podremos realizar innuerables rutas. Con picos que llegan hasta los dos mil metros como el Huevo de Faro que incluso los sobrepasa. Estas rutas nos descubrirán majadas apenas explotadas y pequeños valles escondidos ya que si por algo se caracteriza este puerto es por la poca presencia de turismo de masas.

El nacimiento de los ríos Curueño y Aller marca el inicio de la propia frontera entre Aller y el Curueño. En una zona conocida como Las Vegas de la Reina. Donde claramente podemos distinguir ambos ríos. Que en este momento no son más que dos riachuelos. Corriendo en direcciones opuestas hacia el valle al que dan nombre.

Aunque especialmente transitada en verano, debido a la cabaña ganadera. Merece especial atención la pista forestal que nos conduce desde Rio Aller hasta el alto de Vegarada en la vertiente asturiana. Se trata de un acceso sin asfaltar que configura una subida amena entre bosques de hayas y castaños de unos siete kilómetros.

Apta para toda la familia. Esta ruta nos ofrece muchos puntos de descanso, así como algunas fuentes y obviamente acceso rodado al alto en vehículos todoterreno. Aunque podremos disfrutar de esta travesía en Mountain Bike y por supuesto a pie.

Existe en lo alto un restaurante. Que sin duda servirá para reponer fuerzas en la temporada de verano. Si optamos por acudir en la temporada invernal, bien podremos tomar algún refrigerio al abrigo de sus paredes.

Son típicos los arándanos y también podremos observar algunos de los representantes de la fauna silvestre más difíciles de encontrar, como los tritones ibéricos en serio peligro de extinción.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Logo